efecto



viernes, 17 de febrero de 2012

El Unico que puede Sanar tuis heridas se llama Jesucristo.

El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.
Salmos 147:3


¿Hay esperanza para sanar un corazón roto? Algo o alguien acaban de romper tu corazón. Estabas desprevenido ante una traición, un comportamiento horrible o la pérdida de un ser amado. De repente sientes como si hubieses perdido toda esperanza…puedes sentir un dolor físico en tu pecho que te deja herido y asustado. ¿Qué esperanza tienes de recuperarte o de descubrir qué terminara con este sufrimiento?




Los huesos rotos sanan, las heridas cicatrizan, pero los corazones rotos y las tristezas parecen quedarse para siempre, no hay hospitales ni números de urgencia para estos casos, ¿a dónde ir, a quién hablarle para curar nuestros corazones?




Ciertamente existen personas que nos ayudan en momentos de tristeza y desesperación, amigos, familia, psicólogos; pero realmente las palabras de consuelo que conseguimos de ellos no llegan a sanar completamente, y quedan cicatrices en nuestros corazones que duelen el resto de nuestras vidas.




Parecería que los seres humanos debemos acostumbrarnos al dolor que causa una herida en el alma, que lo único que podríamos hacer es cuidar el corazón, (Proverbios 4:23...guarda tu corazón por que de el mana la vida) sin embargo, hay buenas noticias para nosotros, Jesús Sana (Éxodo 15:26 Yo soy Jehová tu sanador) y para El no hay nada imposible (Lucas 1:37 porque nada hay imposible para Dios) y las noticias mejoran.... El es el creador, el conocedor experto, y por lo tanto el único que puede sanar un corazón, y esto nos lo recuerda el salmista en (salmos 147:3 NVI) Él sana a los que tienen roto el corazón.




Todos tenemos al menos una cicatriz emocional, una herida oculta en nuestro corazón que nos aflige, por alguien que nos lastimo fuertemente en el pasado, o en el presente, y para nosotros solo existe una opción, Jesucristo es la opción para todos los quebrantados de corazón, para todos lo heridos emocionales y para todas nuestras cicatrices de tristeza y desesperanza. Ya que EL es el sanador de corazones.



MANÁ PARA EBEN-EZER

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario