efecto



lunes, 11 de abril de 2011

ORACIÒN DE BATALLA_( Primera parte)

ORACIÒN DE BATALLA

Padre celestial, me humillo en alabanza y adoraciòn delante de Ti.
Me cubro con la sangre del Señor Jesucristo como mi protecciòn.
Te entrego toda àrea de mi vida a Ti completamente y sin reservas.
Tomo mi posiciòn en contra de todos los esfuerzos de satanas en contra de mi vida de Oraciòn.
Me dirijo solamente al Dios Vivo Y Verdadero y le rehuso a satanás toda interferencia rn ets oraciòn.

Satabàs, te ordeno en el nombre del Señor Jesùsucristo,que te vallas de mi presencia en este
momento, y te lleves todos tus demonios. Yo pongo la Sangre del Señor Jesucristo entre nosotros.

Padre celestial, te adoro y te alabo. Raconozco que solo Tú eres digno de recibir toda Glorìa,
alabanza y honor. Renuevo mi alianza contigo y te pido que el Espiritu Santo, me asista en este tiempo de Oraciòn.
Te agradesco Padre celestial, que me has amado desde la eternidad y que enviaste al Señor Jesucristo al mundo
a morir por mi. Gracias que Èl Señor Jesucristo vino como mi representante y que atravéz de èl me has perdonado.

También me has adoptado en tu familia y has asumido toda responsabilidad por mi existencia. Tu me has dado Vida Eterna
y a travèz de la justicia perfecta del Señor Jesucristo estoy justificado delnate de Tu presencia. Gracias mi Dios que en Cristo
Tù me has hecho completo y que te has ofresido tu mismo para ser mi fortaleza y asistencia diaria.
Padre celestial, abre mis ojos para que yo pueda ver cuan grande eres y cuan completa es tu provisiòn para mi en este dia.
Te doy gracias que la Victoria que Èl Señor Jesucristo Obtuvo en la Cruz en su Resurecciòn tambièn es mia, y que Yo estoy sentado con Cristo
en los lugares celestiales. Yo me apropio de mi posiciòn con Cristo en los cielos y reconozco por fe que satanàs y todos sus demonios esten
sujetos a mi en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Te doy gracias,Dios mio,por la Armadura que Tù me has provisto. Me pongo la Correa de la verdad, La Coraza de la Justicia,El Calzado del evangelio de Paz
y el Yelmo de la Salvaciò. Todo el Escudo de la Fe,con el cual podré apagar todos los dardos encendidos del maligno.
Además tomo La Espada del espìritu, lapalabra de Dios. Me pongo toda la Armadura y reconosco que dependo completamente de Tí,Santo Espìritu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario